BOLETÌN #111 ¡SU VIDA POR TODOS, TODOS POR SUS VIDAS!

 Inicio / Noticias / Boletines / BOLETÌN #111 ¡SU VIDA POR TODOS, TODOS POR SUS VIDAS!
SOMOS ESCUDOS POR LA VIDA

¡SU VIDA POR TODOS, TODOS POR SUS VIDAS!

 

El viernes 7 de junio de 2019, desde la Casa arzobispal en Santiago de Cali, un importante grupo de organizaciones étnico-territoriales, las mujeres, expresiones ciudadanas, instituciones, iglesias y organismos multilaterales de Naciones Unidas y de la Mapp Oea, con el acompañamiento del embajador de Alemania y del arzobispo de Cali, dieron comienzo a la construcción de un escudo humanitario y comunitario para proteger la vida, con dignidad, del liderazgo social y de los reincorporados (excombatientes Farc). Dicho escudo empezará en el Valle del Cauca, pero espera extenderse al Pacífico y suroccidente del país, fortaleciendo la participación para la paz y para la democracia, amenazadas por las violencias sistemáticas que permanecen ancladas en los territorios.

Reconocemos que las comunidades han sido gestoras de iniciativas que resguardan sus territorios, de mecanismos de autoprotección no violentos como las Guardias Indígenas y Cimarronas, ambas experiencias que animan el cuidado de la vida desde un ejercicio colectivo que afianza el tejido comunitario.

Dicho servicio constituido con la suma de voluntades de los diferentes sectores y actores, se asume con esperanza y valentía, luego de coincidir en la necesidad de proteger la vida de quienes vienen siendo asesinados por oponerse a la continuidad de la guerra, el narcotráfico, la minería, los monocultivos y los negocios sobre el agua; entendiendo que tanto las personas asesinadas como las amenazadas, además de las comunidades en riesgo, son baluarte y garantía de la existencia de una sociedad fuerte, que nos llevará a construir la paz, a conquistar mejores estándares de democracia y a alcanzar un buen vivir en armonía con la naturaleza. En el escudo que empezamos a tejer se propone:

1.   Salvar vidas y acompañar comunidades en riesgo: estableciendo una coordinación permanente entre las organizaciones territoriales que promuevan corredores humanitarios y la presencia ciudadana en los lugares donde se presenta mayor vulnerabilidad.

2.   Prevenir el asesinato: constituyendo una secretaría técnica que haga seguimiento, dinamice la comunicación y promueva la agenda de prevención, autoprotección y protección.

3.   Promover diálogos humanitarios: Convocar a los diferentes liderazgos de paz y derechos, en las localidades y entes territoriales, a pensarse en clave de diálogo, organización y comunicación entre ellos, y con organismos externos de plena confiabilidad y garantía.

4.   Animar la solidaridad: hilando una red de comunicadores y periodistas por la vida que anime a la ciudadanía y a medios locales, nacionales e internacionales a promover la solidaridad, la no estigmatización y el respeto por la diferencia.

5.   Acoger al que sufre persecución y amenaza: potenciando la mediación e interlocución de la Iglesia para que continúe cobijando al desprotegido, al amenazado y el perseguido; al igual que involucrando al cuerpo diplomático en un acompañamiento por el cuidado de la vida en campos y ciudades.

6.   Denunciar y defender el derecho a la vida: elevar los llamados y exigencias que sean necesarios para recibir respuestas y acciones claras de parte del Estado, respecto a la investigación, a la judicialización, y a las medidas para prevenir y detener los asesinatos.

7.   Confluir en clave de derechos y deberes: propender por una integración territorial entre los sectores sociales que habitan nuestro departamento, tanto en nuestras ciudades, cordilleras, como en el valle y el litoral, rodeando las luchas ciudadanas por el agua, la tierra, la cultura y la paz.

Con estos propósitos, llamamos a recuperar la larga tradición de solidaridad que se guarda en las comunidades y vecindades. Es el momento de retomar este sentimiento, extendiéndolo a un mayor número de personas y haciéndolo eficaz en la defensa de la vida y la integridad de los liderazgos sociales y de las personas reincorporadas. Porque estos hombres y mujeres han vuelto a la tierra por el bien común, siendo hoy el fruto que nos anima a decir: Su vida por todos, todos por sus vidas.



Escudos Humanitarios y Comunitarios por la Vida.

Observatorio Realidades Sociales.

Arquidiócesis de Cali

 

Acerca de nosotros

El Observatorio de Realidades Sociales es un servicio y un espacio de la Arquidiócesis de Cali para monitorear, interpretar, difundir e incidir en el conocimiento de las realidades sociales de la ciudad-región, con la perspectiva de acompañar a la ciudadanía en la construcción de alternativas de vida.

Contáctenos

 

  • Carrera 4a N°7-17
  • 8890562 Ext: 1010-1013 
  • observatoriorealidadessociales@arquicali.org