BOLETÍN #121: UNIDOS PODEMOS DESARMAR EL CORAZÓN

 Inicio / Noticias / Boletines / BOLETÍN #121: UNIDOS PODEMOS DESARMAR EL CORAZÓN
Santiago de Cali, 22 de noviembre de 2019
 
 
UNIDOS PODEMOS DESARMAR EL CORAZÓN


Ni los venezolanos ni las familias del oriente son delincuentes


"Se acusa de la violencia a los pobres y a los pueblos pobres, pero, sin igualdad de oportunidades, las diversas formas de agresión y de guerra encontrarán un caldo de cultivo que tarde o temprano provocará su explosión" (Evangelii Gaudium, 59).


Con aprecio y amor por Cali, hacemos un llamado a los vecinos y vecinas de esta ciudad región a no dejarnos llenar de miedo, violencia, xenofobia ni estigmatización. Nuestra casa común nos necesita unidos y con esperanza en que sí es posible sanar las heridas de desigualdad social, desconfianza y enemistad que nos abruman.


La manifestación pacífica, en la que Cali participó con alegría, es un ejemplo del clamor comprometido con la vida y la paz sobre el cual se debe seguir caminando y cultivando el encuentro, el arte de la convivencia entre diversos y entre contrarios. Confiamos en que el Gobierno atienda de manera pronta este llamado, estando atento «para escuchar el clamor del pobre y socorrerlo» (Evangelii Gaudium, 187), rectificando lo que sea necesario para regresar la ciudad y el país a la tranquilidad.


A quienes promueven la participación maligna para desdibujar las protestas, para delinquir, vandalizar y atracar a sus vecinos y a los manifestantes, les llamamos a detener sus ataques y les pedimos condolerse del dolor colectivo que causan a sus semejantes.


Sobre esto se hace necesario que las autoridades y el periodismo investigativo, en su medida, ayuden a identificar: ¿cuáles son los eslabones que se ocupan de promover el miedo y volverlo viral? ¿Quiénes se dedican a azuzar y a ofrecer dinero a los atracadores? ¿Cómo consiguieron estos la «vía libre» o la permisividad? Se deberá pues dar respuesta y garantizar medidas para que esto nunca vuelva a suceder.


Nos queda decir que conocemos a la gran mayoría de familias trabajadoras y emprendedoras del oriente de Cali, que en medio de todos los abismos sociales salen adelante y sostienen esta ciudad. De igual manera, conocemos a muchos de los hombres y mujeres que llegados de Venezuela están reconstruyendo sus vidas luego del largo camino que han tenido que recorrer. De ellos también tenemos que decir: ¡NO SON DELINCUENTES!


Invitamos a la sociedad caleña a desligarse de señalamientos prematuros y sin fundamentos, con los que se condenan a habitantes del oriente de la ciudad y a venezolanos como artífices de la violencia. En cambio, los animamos a desarrollar gestos de fe: subamos a Cristo Rey a soñar nuestra casa común en calma y paz, elevemos oraciones, encendamos velas y enviemos mensajes de solidaridad a quienes por estos días han sentido miedo o han sufrido la violencia directa.


Que el Dios de la vida nos acompañe caminando unidos y siendo propositivos ante los grandes desafíos que tenemos como ciudad y país.



Observatorio de Realidades Sociales

Acerca de nosotros

El Observatorio de Realidades Sociales es un servicio y un espacio de la Arquidiócesis de Cali para monitorear, interpretar, difundir e incidir en el conocimiento de las realidades sociales de la ciudad-región, con la perspectiva de acompañar a la ciudadanía en la construcción de alternativas de vida.

Contáctenos

 

  • Carrera 4a N°7-17
  • 8890562 Ext: 1010-1013 
  • observatoriorealidadessociales@arquicali.org