BOLETÍN NÚMERO 54 POTRERO GRANDE, UN BARRIO QUE NECESITA ALTERNATIVAS ANTE LA MAGNITUD DE LOS OLVIDOS SOCIALES

 Inicio / Noticias / Boletines / BOLETÍN NÚMERO 54 POTRERO GRANDE, UN BARRIO QUE NECESITA ALTERNATIVAS ANTE LA MAGNITUD DE LOS OLVIDOS SOCIALES

BOLETÍN NÚMERO 54 POTRERO GRANDE, UN BARRIO QUE NECESITA ALTERNATIVAS ANTE LA MAGNITUD DE LOS OLVIDOS SOCIALES

Martes, 15 Septiembre 2015 00:00
Potrero Grande, barrio creado en el año 2008 como alternativa de vivienda para habitantes provenientes de los asentamientos Charco Azul, El Pondaje, Colonia Nariñense, Jarillón del río Cauca y familias víctimas de las violencias del Pacífico colombiano, ha dejado entrever en apenas sus siete años la situación crítica que se puede desencadenar cuando los componentes sociales, el tejido cultural – comunitario y las lógicas del habitar de las comunidades, poco se atienden a merced de proyectos estandarizados de vivienda que terminan beneficiando intereses de las constructoras y bancos que las financian.

Los siete años de vida del barrio han significado serios problemas de convivencia, cruentas expresiones de violencia, confinamiento y desplazamiento interurbano, que nuevamente terminan afectando la vida de los más desprotegidos (niños, niñas, jóvenes, mujeres y adultos mayores) los cuales con reiteración sufren las cadenas de victimización que parecieran ensañarse ante la decisión de construir comunidad y ser ejemplo de paz en el territorio.

En ese sentido, el Observatorio de Realidades Sociales de la Arquidiócesis de Cali, ha sido testigo de la esperanzadora resiliencia de las comunidades de Potrero Grande y su decisión por constituirse como Territorio de Paz, sin embargo, también se ha constatado que estas expresiones organizativas no han contado con el suficiente respaldo, promoción y apoyo que se necesita, dado los vacíos sociales y de seguridad que allí se enfrentan.

En los últimos dos años, varias han sido las alertas e informes que se han generado alrededor de la difícil situación que demandan los pobladores de esta zona de la ciudad, sin embargo, la atención se ha destacado por ser dispersa y ocasional, a excepción de algunas expresiones enraizadas en el barrio que tejen proyectos de convivencia con escaso apoyo institucional.

 

Hoy nuevamente, la ciudad fija su atención en Potrero Grande, luego de los últimos enfrentamientos entre pandillas del sector 5 y 6, que dejan como resultado una joven mujer muerta y un herido, al igual que varias casas afectadas por la irrupción de los violentos; tras dichos sucesos es necesario que la situación de las comunidades que allí habitan se atienda, no como un nuevo y ocasional caso de violencia urbana, sino como una crisis barrial que merece especial atención con sentido de proceso, así las cosas, es necesario hacer el siguiente llamado:


·Es urgente brindar atención humanitaria a los pobladores del Barrio Potrero Grande, dando apoyo alimentario y cotejando la situación de riesgo en la que se pueden encontrar niños, niñas, adolescentes y jóvenes.

·Es apremiante generar procesos de diálogo con los actores en conflicto, propendiendo establecer acuerdos y dar fin a las disputas armadas.

·Se requiere generar procesos de acompañamiento que potencien las iniciativas de convivencia emprendidas por líderes y pobladores del barrio, de cara a la reconstrucción de vínculos entre los sectores, los cuales actualmente se encuentran socavados por hechos de violencia.

·Se requiere presencia institucional con amplia vocación social que posibilite oportunidades dignas para el trabajo, el emprendimiento y alternativas económicas sostenibles para sus pobladores,  con especial acento en la población joven.

·Finalmente, se hace necesario que las medidas disuasivas y controles policiales no se conviertan en el centro de la solución que se ofrece a la comunidad, pues estas no representan  competencia cuando los problemas han estado ligados a complejos olvidos sociales, como sucede en Potrero Grande.

 

Jesús Darío González Bolaños
Coordinador Observatorio de Realidades Sociales Arquidiócesis de Cali
889 05 62 Ext. 1010 - 310 8926076

Acerca de nosotros

El Observatorio de Realidades Sociales es un servicio y un espacio de la Arquidiócesis de Cali para monitorear, interpretar, difundir e incidir en el conocimiento de las realidades sociales de la ciudad-región, con la perspectiva de acompañar a la ciudadanía en la construcción de alternativas de vida.

Nuestros Eventos

Contáctenos

 

  • Carrera 4a N°7-17
  • 8890562 Ext: 1010-1013 
  • observatoriorealidadessociales@arquicali.org