BOLETÍN #122: Mensaje de la Iglesia del Pacífico y Suroccidente

 Inicio / Noticias / Boletines / BOLETÍN #122: Mensaje de la Iglesia del Pacífico y Suroccidente
Santiago de Cali, noviembre 28 de 2019



COMUNICADO



“Bien vista tengo la aflicción de mi pueblo” (Éxodo 3,7)



Reunidos como región Pacífico y Suroccidente de Colombia, los Obispos y sus sacerdotes delegados comunicamos a todos:



1.    Las Iglesias particulares que presidimos en esta región, históricamente abandonada por el Estado Colombiano, reconocemos las dificultades por las que atraviesa el país en materia de inequidad social, corrupción, exclusión y diversas violencias en zonas urbanas y rurales, hacemos propios los anhelos populares de cambio por las vías pacíficas y constructivas de la protesta social.



2.    Frente a la movilización nacional que se está desarrollando, valoramos la voluntad de explorar y concretar un diálogo nacional de mutua responsabilidad.



3.    Anhelamos que esta voluntad de diálogo se restablezca también para el desmonte de las organizaciones subversivas e ilegales que actúan en los territorios.



4.    Pedimos a todo el pueblo colombiano fortalecer su coherencia y firmeza en rechazar el armamentismo social y la solución militarista y violenta de los conflictos. Convocamos al pueblo a mantener el compromiso de unidad interétnica y ciudadana para salir juntos de la guerra, de la narco-economía, de la corrupción política y de las graves injusticias sociales y daños ambientales que nos afectan.  



5.    Nos unimos al rechazo generalizado ante las acciones de violencia y criminalidad que algunos oportunistas han aprovechado en torno a la movilización social, pero muy al margen de la verdadera protesta ciudadana. Igualmente, invitamos a la Fuerza Pública a evitar todo exceso en el ejercicio de su función constitucional.



6.    Invitamos al Gobierno Nacional, a las instituciones del Estado en todos los niveles, así como a los gremios económicos del país, a acoger el clamor de jóvenes, estudiantes, campesinos, indígenas, afrodescendientes, mujeres, académicos, artistas, trabajadores, desempleados e informales, pensionados, ancianos sin pensión, marginados de las zonas urbanas y ciudadanos inconformes en general, quienes después de explorar muchos caminos, se sienten avocados a exigir sus derechos por medio de la resistencia ciudadana en calles y escenarios territoriales de su cotidianidad.                              

    
7.    Invitamos a los mandatarios electos de nuestros municipios y departamentos a definir una pedagogía de participación y de inclusión social, que suscite la solidaridad con los más sufridos, la autogestión comunitaria y se superen los desafortunados altos índices de corrupción en esta región.



8.    La Iglesia Católica de la Costa Pacífica y Suroccidente de Colombia, inspirada en el misterio de la encarnación de Cristo, a partir de nuestra opción por la vida, se compromete a:



·         Fortalecer, desde la oración, el acompañamiento a nuestras comunidades y poblaciones, anunciando la Buena Nueva de la vida y de la paz, convencidos de la promesa del Señor: “Yo estaré con ustedes todos los días hasta el fin de los tiempos” (Mt. 28,20).

·         Tender puentes que faciliten el diálogo social y pactos de convivencia en nuestros territorios.

·         Insistir en la implementación integral del Acuerdo de Paz y continuar promoviendo la solución negociada al conflicto armado.

·         Continuar con el impulso de la Agenda Regional Eclesial de Paz que conduzcan a realizar acciones conjuntas de acompañamiento a nuestras comunidades.

·         Seguir evidenciando ante la opinión pública, por el bien del país y la región, las situaciones que ponen en riesgo la integridad de las comunidades más vulnerables.



Con el valor de la esperanza propia de este tiempo del Adviento, urgimos la cultura del encuentro e invitamos a vivir la Novena y la Navidad, como espacios de integración familiar, comunitario y de espiritualidad ciudadana, con la protección de la Sagrada Familia.



+ Darío de Jesús Monsalve Mejía         + Luis José Rueda Aparicio

          Arzobispo de Cali                                  Arzobispo de Popayán




+ José Saúl Grisales Grisales                + Edgar de Jesús García Gil

      Obispo de Ipiales                                          Obispo de Palmira



+ Hugo Alberto Torres Marín                 + Rubén Darío Jaramillo Montoya

  Obispo de Apartadó                                     Obispo de Buenaventura



+ Juan Carlos Barreto Barreto              Pbro. José Ricardo Cruel

       Arzobispo de Quibdó                         Delegado Episcopal Diócesis deTumaco





Pbro. Ilario Cuero                                    

Delegado Episcopal Vicariato Apostólico de Guapi                            





Pbro. Julio César Ramírez                                

Delegado Episcopal Diócesis de Istmina - Tadó          





Acerca de nosotros

El Observatorio de Realidades Sociales es un servicio y un espacio de la Arquidiócesis de Cali para monitorear, interpretar, difundir e incidir en el conocimiento de las realidades sociales de la ciudad-región, con la perspectiva de acompañar a la ciudadanía en la construcción de alternativas de vida.

Contáctenos

 

  • Carrera 4a N°7-17
  • 8890562 Ext: 1010-1013 
  • observatoriorealidadessociales@arquicali.org