EL PARCHE QUE QUIERE LA PAZ

 Inicio / Realidades y Presencias / Realidades y Presencias # 166 / EL PARCHE QUE QUIERE LA PAZ

Fecha Semanario

Ejes Temáticos

PARCHE-PAZ

Una nube gris que amenazaba con botar una descarga de agua se hizo en la Plazoleta San Francisco de Cali, lugar donde se convocaron organizaciones sociales, partidos políticos y ciudadanía en general para enviar un mensaje claro al presidente Iván Duque, quien días atrás objetó seis artículos de la JEP: “la Paz no se objeta, la JEP se respeta”.

Desde que comenzaron los diálogos de paz entre el Estado y las Farc para solucionar un conflicto armado de medio siglo con ese grupo guerrillero, una especie de nube ha oscurecido el escenario para que Colombia pase la página de la larga noche de violencia armada y escriba unas nuevas donde se cuente un capítulo diferente de un país que decidió abandonar las armas como opción para resolver sus conflictos.

Por momentos, el país ha tenido que vivir tormentas que han dejado serios estragos en el proceso de paz, una de ellas, el 2 de octubre de 2016 cuando por una diferencia del 0,43 % la posición del grupo que impulsaba el “no” a los acuerdos con las Farc se impuso en las urnas con 53.894 votos de más, resultado que puso en el limbo lo pactado luego de cuatro años de negociaciones en La Habana. En aquel momento, las más diversas ciudadanías se movilizaron de manera masiva y contundente en cada rincón del país para salvar los acuerdos. A pesar de ello, las consecuencias del “no” aún se siguen sintiendo.  

En esta ocasión, caída la tarde, bajo un cielo oscurecido, una batucada afinó tambores, se puso al frente de la marcha para acompañar los pasos y las voces de quienes al ritmo de la música coreaban “este es el parche que quiere la paz, arriba la mano el que quiere la paz”, un pegajoso estribillo que se escuchó por las principales calles del centro de Cali.

Las objeciones hechas por el presidente de Colombia, que terminan por generar un panorama más incierto a la ya accidentada implementación de los acuerdos, sacaron de nuevo a las calles a las ciudadanías para defender lo pactado, pero no solo salían a defender los acuerdos, sino, sobre todo, la más clara posibilidad que ha tenido el país en los últimos 25 años de sentar las bases para construir esa paz que, por ahora, tiene serios problemas para alzar vuelo.

Después de los resultados del plebiscito, quedó claro que la tabla de salvación de la paz fue la participación de un diverso grupo de colombianos que la salió a defenderla como uno de sus más importantes derechos. Por el momento, parece que la construcción de un escenario real de paz pasa por las manos de las ciudadanías, que han mantenido a flote la esperanza de creer en la solución negociada a los conflictos.

Ante la ausencia de una agenda de paz del actual Gobierno, que dé cumplimiento al artículo 22 consagrado en la Constitución: “La paz es un derecho y un deber de obligatorio cumplimiento”, el as bajo la manga, para seguir dando pasos en la solución de los conflictos de manera pacífica, es la movilización ciudadana, ese “parche” que reúne a diversos sectores que con gran esfuerzo y compromiso son hoy la garantía para espantar los malos tiempos.    

Observatorio de Realidades Sociales 
 

 

Acerca de nosotros

El Observatorio de Realidades Sociales es un servicio y un espacio de la Arquidiócesis de Cali para monitorear, interpretar, difundir e incidir en el conocimiento de las realidades sociales de la ciudad-región, con la perspectiva de acompañar a la ciudadanía en la construcción de alternativas de vida.

Contáctenos

 

  • Carrera 4a N°7-17
  • 8890562 Ext: 1010-1013 
  • observatoriorealidadessociales@arquicali.org