LA QUEMA QUE NO SE APAGA CON LA LLUVIA

 Inicio / Realidades y Presencias / Realidades y Presencias # 159 / LA QUEMA QUE NO SE APAGA CON LA LLUVIA

Fecha Semanario

Ejes Temáticos

LA QUEMA QUE NO SE APAGA CON LA LLUVIA - LOCAL1.png
Va llegando la lluvia y con ello el cambio de asuntos a tratar en cuanto a cuestiones ambientales que viene padeciendo la ciudad, particularmente en materia de incendios forestales. Seguramente volverán los temas –importantes, claro está- sobre los desbordes de los caudales, los deslizamientos, los atascos en las vías y las inundaciones a causa del insuficiente sistema de desagües. Ello trae el riesgo de que caigamos en el letargo social ante una problemática que merece un acompañamiento ciudadano de gran escala y de largo aliento: todo un plan estratégico de prevención y protección ambiental.

 

Cabe destacar que los daños forestales por cuenta de incendios en nuestra ciudad tienen su historia. En ella comprobamos una serie de reiterados casos con graves consecuencias sobre la capa vegetal. Situación esta que merece no dejar de lado el diálogo, la atención y vigilancia en torno a estas problemáticas, más cuando se tiende a desdibujar como consecuencias de nuestras miradas momentáneas.

la quema

La lectura sobre los casos registrados de incendios forestales en Cali (3100 de 2012 a 2018), según lo muestra la gráfica, tiende a ser cíclica, bajando generosamente entre los años 2016 y 2017, pero volviendo a subir en lo que va del 2018. Es importante llamar la atención sobre la posibilidad de que esto continúe ascendiendo como consecuencia del calentamiento global, que viene produciendo fenómenos climatológicos cada vez más frecuentes y más extremos. Por ejemplo, ya está anunciado, con una probabilidad del 60 %, que a causa del fenómeno de El Niño se aumenten las temperaturas a finales del año o inicios de 2019 (IDEAM, 2018).

Los científicos afirman que de no ponerse la debida atención sobre situaciones como el cambio climático, es muy probable que estemos sufriendo de temperaturas aumentadas en 3 grados. Cosa que debe ser tenida en cuenta en lo relativo a los incendios forestales que ya vienen haciendo sus estragos sobre la capa vegetal desde años atrás.

la quema1

Además de las afectaciones sobre la capa vegetal y sobre el muy probable aumento de la temperatura, también tendríamos que llamar la atención sobre la relación de lo ambiental con lo social, como bien lo ha referido el Papa Francisco:

 

No hay dos crisis separadas, una ambiental y otra social, sino una sola y compleja crisis socio-ambiental. Las líneas para la solución requieren una aproximación integral para combatir la pobreza, para devolver la dignidad a los excluidos y simultáneamente para cuidar la naturaleza (Laudato Si’, 139).

 

Es clave considerar esta relación, toda vez que en los últimos casos de incendio la tendencia es a señalar como responsables a personas que llegan a Cali de otros lugares. Al menos eso fue lo que dejó entrever el mandatario local en una de sus intervenciones públicas:

 

Estamos siendo víctimas de una serie de personas que están viniendo a Cali de todos los departamentos y municipios aledaños; La ciudad se está volviendo un centro donde está viniendo mucha gente y mucha gente esta dispuesta a ubicarse como sea en cualquier parte.

 

Sin embargo, la causa de los incendios no se resuelve haciendo señalamientos a los destechados o generando el rechazo social ante personas y familias que provienen de otros territorios. Ante ello debemos reconocer que somos nosotros, como sociedad, con nuestras equivocadas formas de proceder, quienes hemos ayudado al avance del calentamiento global que hoy cobra sus cuentas con creces; hemos talado árboles en extensas zonas y secado fuentes hídricas en nombre del desarrollo; hemos urbanizado donde debimos proteger, hemos sido blandos con quienes tienen con qué comprar tierra y agua, seguimos siendo fuertes con los empobrecidos y, finalmente, aún no somos efectivos previniendo incendios o deslizamientos.


En consecuencia, el daño al patrimonio ecológico está relacionado con las prácticas de consumo y con la grave brecha de desigualdad social. No se trata entonces de situaciones aisladas, sino de un gran sistema de realidades injustas que terminan afectando a la ciudadanía y a la casa común. Sobre esto, es importante tener en cuenta qué hay detrás de las quemas indiscriminadas, pero también qué ha fallado en la prevención de estos riesgos que son históricos, cíclicos y recurrentes en los cerros de Cali. Más allá de que en el último incendio estén manos de viviendistas, se debe poner cuidado a las 1268 hectáreas de capa vegetal que se han quemado en los últimos 5 años.


Como ciudadanos, es importante que asumamos el compromiso de hacer seguimiento a los problemas de ciudad que se vienen presentando de tiempo atrás y que merecen de un proceso eficiente y eficaz para dar respuesta a los vacíos en materia de protección ambiental y prevención del riesgo. La invitación es a evitar quedarnos en discursos que señalan y estigmatizan a quienes vienen de afuera, a asumir el cuidado de la casa común con compromiso y determinación, a involucrar múltiples actores, a tomar consciencia y discernimientos respecto a los daños que hemos ocasionado año tras año, a poner de presente que hemos cometido errores pero que es tiempo de rectificarlos y de prevenir.


Estamos ante una gran responsabilidad ciudadana, en la que debemos hacer conjunto agentes públicos y privados, organizaciones de la sociedad civil, y de vecinos y vecinas. Es tarea de todos seguir en este acompañamiento pues después de un corto refresco se viene la resolana.  



Observatorio de Realidades Sociales

Acerca de nosotros

El Observatorio de Realidades Sociales es un servicio y un espacio de la Arquidiócesis de Cali para monitorear, interpretar, difundir e incidir en el conocimiento de las realidades sociales de la ciudad-región, con la perspectiva de acompañar a la ciudadanía en la construcción de alternativas de vida.

Nuestros Eventos

Contáctenos

 

  • Carrera 4a N°7-17
  • 8890562 Ext: 1010-1013 
  • observatoriorealidadessociales@arquicali.org