UN HOMBRE TRANSFORMADOR

 Inicio / Semanarios / Realidades y Presencias # 148 / UN HOMBRE TRANSFORMADOR

Fecha Semanario

Ejes Temáticos

OBSERVADOR 148-min

He admirado mucho a los hombres superiores (no atento contra la igualdad filosófica de la que soy creyente), y me refiero a aquellos que son capaces de transformar el mundo. Solo por mencionar a alguno, diré sin ningún temor que el Papa Francisco es uno de ellos. Naturalmente que existen muchos otros, y yo diría que todos los hombres llevamos dentro, de alguna manera, el poder de transformación, así se trate de pequeñas cosas que hacen que cambie nuestro entorno.

Sin embargo, existen hombres que hacen que el mundo marche hacia el futuro, a costa de una gran lucha, porque cambiar es un honor que cuesta, y ¡de qué manera!

Para hablar de nuestro medio ciudadano, diré que Monseñor Darío de Jesús Monsalve es también uno de estos hombres. Ciertamente, ser transformador, o mejor, revolucionario cristiano y católico como el que más, implica vencer toda clase de oposiciones. En este caso, soy testigo de cómo este hombre trata los problemas sociales, sobre todo los de los pobres. Sin ir muy lejos -como cuando me convertí en su seguidor- soy testigo de cómo dio apoyo a las mujeres afrodescendientes en la huelga de Buenaventura y de cómo trató el incidente de la toma de la catedral: con una finura y elegancia tal, que lejos de acudir a la fuerza pública, convenció con su palabra y con la verdadera doctrina de Cristo, que en este país hace apenas dos semanas salió de labios de Francisco.

Darío de Jesús Monsalve ha sido blanco de ataques y amenazas, ¿quién sabe de qué fuerzas que miran por un retrovisor? Seguramente se les aparece la sombra de monseñor Duarte Cansino, otro defensor de los pobres.

Monseñor Monsalve es de los hombres necesarios. Para toda la transformación que Colombia está experimentando, especialmente en lo que se refiere a la paz y a su consolidación definitiva. Sin temor a equivocarme, sé que así lo reconocerán las generaciones venideras. En este momento no sé porqué (no es una comparación) se me viene a la memoria cuando el libertador en 1830 sale agobiado hacia la muerte desde Bogotá, después de la inmensa gloria de haber libertado a cinco naciones en medio de los ataques más infames, le gritaban al hombre más grande que ha dado nuestra América: ¡longanizo!

Carlos Álvarez León
Observador Ciudadano

Acerca de nosotros

El Observatorio de Realidades Sociales es un servicio y un espacio de la Arquidiócesis de Cali para monitorear, interpretar, difundir e incidir en el conocimiento de las realidades sociales de la ciudad-región, con la perspectiva de acompañar a la ciudadanía en la construcción de alternativas de vida.

Nuestros Eventos

Publicaciones Recientes

Contáctenos

 

  • Carrera 4a N°7-17
  • 8890562 Ext: 1010-1013 
  • observatoriorealidadessociales@arquicali.org