BOLETÍN

Mirarnos con extrañeza, con desconfianza, bloquea los caminos que a través del diálogo y la concertación han sido despejados para avanzar en un propósito común; la defensa de la vida.

COMPARTIR:

También te puede interesar

Por: Observatorio de Realidades Sociales

Publicado el 22 de noviembre de 2021

El 8 de diciembre, salen desde el municipio de Argelia, Cauca, comunidades indígenas para denunciar, una vez más, que en sus territorios la guerra no da tregua, una crisis humanitaria que les está arrebatando a niñas, niños y jóvenes, eso nos contaron autoridades del Consejo Regional Indígena del Cauca (CRIC) en una reunión en la que participó monseñor Darío de Jesús Monsalve, arzobispo de Cali y el Observatorio de Realidades Sociales.

En ese diálogo con el CRIC comprendimos que la MINGA llega a Cali el próximo 10 de diciembre haciendo un llamado urgente a la solidaridad, un llamado que haga eco y toque corazones, razones que hagan posible salvaguardar las vidas de niñas, niños, jóvenes, mujeres y hombres, es decir, toda una comunidad sometida hoy a la zozobra, amenaza constante, a la infamia de la muerte vestida de camuflado y fusiles.

«voces de alerta hoy salen a gritos no solo del Cauca sino de toda Colombia, sin embargo, por alguna extraña razón, pareciera que pocos las escuchan»

Entendimos la urgencia de la situación, una urgencia humanitaria extendida por territorios caucanos, por el pacífico colombiano, por todo el país, ese clamor, esas voces de alerta hoy salen a gritos no solo del Cauca sino de toda Colombia, sin embargo, por alguna extraña razón, pareciera que pocos las escuchan, sobre todo quienes tienen la responsabilidad de cuidar y garantizar la vida.

Abramos el corazón y la escucha, o escuchemos con el corazón si es el caso decirlo así, para que como ciudadanías, organizaciones sociales, sociedad civil, todas y todos podamos decir en una sola voz; la vida es sagrada.

«hagamos comunidad que arrope la vida como una invitación a caminar el cambio de las violencias instauradas en los territorios»

Defender la vida alzando la bandera de la construcción de la Paz, rodeándola con música, expresiones artísticas, las espiritualidades, la fe, las diferencias, para que con todo ello hagamos comunidad que arrope la vida como una invitación a caminar el cambio de las violencias instauradas en los territorios y en cada uno de nosotros y nosotras.

«Que sean días para seguir dando ejemplo de humanidad, solidaridad, civilidad, alegría y no violencia».

La MINGA llega el 10 de diciembre, una fecha de gran importancia para nuestra humanidad, fecha en que se conmemora la declaración universal de los Derechos Humanos, una lista de enunciados nacidos para garantizar la vida con dignidad luego de ocurrida una desastrosa guerra; la Segunda Guerra Mundial. Que este sea también el momento, en esa fecha histórica, para seguir caminando sobre los acuerdos construidos, sobre el diálogo como expresión de la más genuina modernidad de nuestra humanidad. Que sean días para seguir dando ejemplo de humanidad, solidaridad, civilidad, alegría y no violencia.

Sigamos #TejiendoPorLaVida

COMPARTIR:

SUSCRÍBETE

Mantente informado de todas las noticias, eventos, publicaciones y artículos del Observatorio de Realidades Sociales de la Arquidiócesis de Cali

También te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *